Yo medité y porque deberías tu también

Categories Uncategorized

Meditar para la mujer y el hombre contemporaneo significa escoger un tiempo en tu día, una media hora/1 hora donde no vayas a ser molestado, donde tu mente pueda estar completamente enfocada o desenfocada.
Son estas dos posibilidades las que yo encuentro más atractivas.
Tener 1 hora para pensar en un asunto, completamente enfocado, con todo tu poder mental, sin distracciones, un diálogo interno de auto consulta sobre algún asunto importante que sientes no está completamente definido puede ser muy redituable, la calidad de tu decisión aumentará, te sentirás mas cómodo cuando en tu cabeza tienes con claridad definido como te sientes y que es lo que tu inteligencia alcanza a resolverte respecto al asunto.
Por otro lado, el beneficio del desenfoque también es considerable, este otro tipo de meditación, en el que tu te sitúas como observador de tus pensamientos, se trata de ponerte como el espectador en la sala de cine de tus pensamientos, ves a lo lejos ahí en la pantalla todo lo que tienes en la cabeza, te separas de tus pensamientos, imaginas que eso que estás pensando es parte de un dialogo, solo lo observas, hasta que termina la pelicula, entonces tu mente está en blanco y la paz te inunda.
Hoy nos quedamos sin electricidad en el depa un rato, y pude aprovechar para meditar con esa calma, espero hacerlo mas seguido.
Cambio y fuera.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.