Privilegios (No hay descanso)

Categories Uncategorized

¿Un mandato real?
¿De una mano amable?
¿Del aplauso de un público?
¿De añoranzas cumplidas?
De una familiar costumbre

¿Y si dejo las cortes?
¿Y si la amargura me invade?
¿Las musas me abandonan?
¿La gracias se me acaba?
La nada se vuelve mi todo

Entonces seré un mendigo
un taciturno en una esquina
un don nadie frente al teatro
un extraño entre extraños
Con el alma siempre agujerada

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.