por el momento no extraviado

Categories Uncategorized

La frialdad de estas lluvias llega hasta los huesos, no en dolor o pena sino en paz, como la paz que trae a la materia aquello que no se mueve y congela lo que le rodea.
No hay excitación ni prisa por llegar a ningun camino invisible o rodeado de espuma nebulosa en cuanto de mis malos presagios entiendo, y si llegarás a verle un sentido innato a la procreación de nuevas emociones arcaicas que existan por si mismas sin otra inspiración que la naturaleza que las invoca miralas dos veces, hablales y preguntales ¿porque me procuran pena el verles en tercera persona? Asegurate también de tener presente que yo soy nube de aire, gris y de colores según el polen que les haga vivir en el cielo.
Nada mas que eso es lo que te atañe, consejo suficiente en vez de saberme respirando.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.