La ventana

Categories Uncategorized

Era una ventana que dejaba pasar todo, se ensuciaba con la menor lluvia que la hacía llorar. Cuando nació un niño en la casa de enfrente la ventana dejó de llorar.  Amaba dejar pasar la luz reflejada del niño, era un buen niño que lloraba solo cuando realmente necesitaba ayuda, su llanto hacía vibrar a la ventana que temblaba en desesperación por no poder ayudarle. Un día un terremoto avisó muchos minutos antes con pequeños movimientos de tierra, todos supieron que algo pasaba porque la ventana empezó a cuartearse para avisarle al niño, la advertencia lo salvó, este alcanzó a salir del edificio colapsándose, la ventana sabiendo que venía el terremoto pensó que era el fin, quería amar una vez más al niño antes de morir, cuando el terremoto la hizo pedazos cayó sobre él y así por fin podía abrazarlo.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.