La tragedia de no tener tragedias

Categories Uncategorized

El día nublado, me da igual,
no hay bicicletas en la estación, ni modo,
hombros chocan, perdone usted,

el aire se llena de polvo de las entrañas de la tierra
los edificios bailan nerviosos de caer

y la ira contenida de millones de ciudadanos estresados emana en tsunamis,
tsunamis que amenazan destruir todo rastro de felicidad,

para mi no pasa nada

sé que sabré de ti,
que quieres más de mi
¿Qué más importa?

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.