intro

Categories Uncategorized

Un homenaje al primer acercamiento verbal a mis recuerdos de su cara.
Diré que tenía opiniones lejanas de ella mientras esquineaba mi visión periférica
pero eran opiniones manchadas del color de sus mejillas, del metal sobre su cara
es como dar algo en una charla cuando la parte de tu cerebro que se supone que contribuya está distraída sintiendo el rosa de sus facciones reproducidas en la memoria de corto plazo, a la que te aferras y la que mas engaña al corazón
Esto es del dominio del lado izquierdo del cerebro, es como fuego que arde metódicamente disfrutando su energía con una fineza sensible a los movimientos con los que se comunican los ojos al raptar violentamente tu atención, es una máquina aceitada con la perfecta estética de una serie de casualidades genéticas, con la salsa de sus decisiones de vida, las que te llevaron y las que me llevaron a estar en el mismo cuarto.
Rebelarte contra lo que mas odias de ti, estoy contigo, lo llevo haciendo años pero hasta ahora siento que está todo listo para estar de acuerdo públicamente, creo gran parte de mi generación lo siente, y la luz de la esperanza no está al final del túnel, sino que estamos descubriendo que llevamos la piedra de chispa adentro y que necesita que la golpeemos todo el tiempo sin descanso sin ver resultados hasta que un día todo arda, o a lo mejor no, y descubramos que lo único que mantuvo al frío lejos de los nuestros fue nuestro incesante golpetear.
Es una sorpresa para mi encontrar una coincidencia tan profunda, tan implícita, en una cara tan bonita.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.