Insensatez

Categories Uncategorized

Los otros, su otredad como medida de la soledad
otredad: lejos de ti, incontrolable, incertidumbre, necesidades
ajeneidad: esfuerzo de mantenimiento, en este yo: innaturalidad

Cuando suena el aire acondicionado, a lo lejos las personas existen ahogadas por paredes de vidrio
entonces existo
haciendo todo bien, creciendo, desarrollándose estelarmente en un nuevo trabajo
tener 28 años con una sola constante, la familia, muy lejos
la zona de comfort de ser humanamente miserable
amor lejos, expulsado, frustrado
sin ganas de usar conjunciones, patetismo
Apoco los viernes se tiene que convivir?
Mi compu, mi blog, viejos compañeros, una vomitando lo que le pida, otro tragándose lo que vomite
sin opinión friamente indistintos

La única persona con la que quisieras conectar más profundamente, a punto de irse muy lejos
siempre estuvo lejos, lejos de querer lo que tú, lejos de si misma, inútil esperanza
aun crees que es uber cool
¿Cómo hacerlo funcionar en un mundo de jerarquías y egos?
¿Qué tiene que hacer un humano para conectar profundamente con otro, sin cuerpo, sin expectativas, libre y natural? Actuar artificialmente, ignorar su humanidad era mi apuesta, convivir en un plano hiperabstracto, al parecer a la vida no le gusta esto, las hormonas y los cuerpos lo odian.
Prisionero de una humanidad que se niega a dejarme, que nunca lo hará, quisiera ir a Marte, ahí si que podría perder mi humanidad, iluminarme en lejos de todos, sueño bendito de hermitaño frustrado.

Que soy un libro abierto, tio. Uno escrito en un lenguaje infantil, puro.
Tan pero tan débil y sin nadie que abuso de uno caray.

Excepcional-increíble-budis-irrisoriamente bueno en aguantar bullshit, desapego total producto de la perdida de la fé en el ego, ni si quiera me molestó que me obligaran a dormir en sillas de oficina, me valió todos los kilos disponibles de verga en el mundo. No se si increiblemente zen o increiblemente débil.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.