Credo universal

Categories Uncategorized

Acabo de terminar el laberinto de la soledad y otros textos de Octavio Paz, por segunda vez, ahora si lo leí como adulto. Además de unos 15, 20 ensayos sobre lo que es ser mexicano.*
Dos cosas me atraparon:
En su analálisis de la soledad como fenómeno universal paz dice, a grandes rasgos, que los introvertidos tienen una vida interna tan interesante que es autosuficiente, los extrovertidos necesitan vivir afuera de si mismos porque su vida interna es pobre, puedo relacionarme facilmente con esto, explica mi gusto por la soledad.
El otro concepto es su análisis de la relación del mexicano con su madre, el mexicano crea un complejo que repite en sus relaciones su madre es la mujer perfecta y le ama cuando niño, una vez en la pubertad tiene que abandonarle(su amor puro se vuelve perverso con los instintos sexuales nacientes en esta etapa), repetira en el futuro este comportamiento con todas sus mujeres amadas, les querrá será todo para ellas y luego les abandonara en un ciclo sin fin.
Ambos pertenecen mas a características universales que a propias del mexicano, pero Paz es humilde y sin pretenciones infundadas, yo no, asi que declaro sus ideas como pertenecientes a todos los seres humanos.
El complejo a vencer me dice que he de disfrutar la riqueza de la vida externa tanto como de la interna y he de completar el ciclo de amor, superar la represión cristiana de la sexualidad hacia la mujer amada añadiendo el sexo a la visión ideal del amor platónico que existe por la niña perfecta. Una vez hecho eso seré un ciudadano del mundo y no un mexicano mas.

Coincidentemente esta es la conclusión de sus ensayos: la recreación o creación evolutiva del nuevo hombre no es sobre lo que es ser mexicano(imposible cerrarse en este siglo globalizado) sino sobre lo que es ser hombre.
Bienvenido hombre universal adios hombre patriótico.

La conclusión final a mi autobusqueda

La idea mas importante de Paz en estos textos es “el mexicano no se atreve a ser” ser un mamon payaso lucidito es lo que el mexicano repudia, es lo que todo aculturado nacional evita ser, ellos deciden ser unos cuantos imita gringos y son lo que la cultura musical, televisiva, cinemática dice que es cool, son lo que esta cultura dice que es estar lleno de pasión por la vida, lo que es alegría, lo que son los sentimientos mas profundos perfectamente definidos, son a final de cuentas una paradoja irrisoria, creada por hollywood; california; new york.
Se apropian estos no-mexicanos nacidos en territorio nacional del idioma y las características mas únicas del americano europeo(los orientales aun no tienen tanto poder práctico pero si creciente ideológico)
En mi análisis de estas ideas hay dos mexicanos relevantes en mi existencia(los indios-misterio-eterno no lo son): estos dos mexicanos son
1. Los mexicanos reales que no se atreven a ser y viven mediocridades eternas.
2. Los que toman el camino de la seguridad psicológica del camino probado por otras culturas(europeo-gringa = occidental clásica)
3. Y los mixtos(incluyendome)
Tristemente para mi puedo categorizar al 99% los mexicanos que conozco en alguno de los primeros dos grupos.
Asi es fácil reirse de un grupo y otro de mexicanos al momento de volverse brutalmente honestos(en medio de ambos), este momento de risa, que en mi opinión es el único que nos permitirá salir de los paradigmas existenciales, sucede en fiestas, pedas, aperturas de corazón, confesiones de netas, en burbujeos del ego y explosiones de autoestima.
Asi propongo solucionar el problema: llorar por los mexicanos narcotraficantes como tragedia shakespeareana de la humanidad, alegrarse por las producciones indigenas artesanales, adorar la cultura espontanea del albur y el naco, ACEPTAR LO QUE SOMOS, como el primer paso a perderle el miedo a ser y la única solución al enamoramiento falso de lo externo a nosotros.
Soy mexicano este 16 de septiembre, y a casi 200 años de la independencia(práctica) decido independisarme(realmente) de mis complejos culturalmente heredados y decido independisarme de mis amorios con las bellas culturas, amo mi fealdad para poder crear el nuevo hombre moderno, amo las coicidencias, el ambiente que me formaron, los amo con el poder racionalizador del hombre universal, el poder histórico de la aceptación de un aleatorio devenir** oriente-occidente-latinoamericano-africano-oceánico-inuit(todos deben ser incluidos), una construcción nueva de la capacidad de los contrarios de convivir en mi, mi primer tarea: cultivar este amor, mi segunda tarea(y futuro en la vejez) disfrutar esta aleatoriedad propia de la existencia definida por el siempre duradero y confiable Presente para asi CREAR.

acepto así la insolubilidad del ser violenta y pacificamente, lo demas me da risa y me es ajeno.

*Extraidos “Anatomía del mexicano” como referente a los textos completos.
**en la acepción de demetrio apolinar

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.