A R M

Categories Uncategorized

Los ciegos, los que no se ven, se enamoran por los oídos, se dicen cosas bonitas en canciones, se quieren acercar y comerse con el corazón.

Los sordos que no se hablan, se tocan en el aire, se lanzan suspiros y se respiran sus amores.

Cuando no sientes nada, tus manos son frías y aun en los días más calientes en los que no puedes tocar con la boca, dices cosas bonitas, calientas por dentro quemando palabras.

 Y si eres mudo, no puedes decir nada, no puedo verte ni oirte, ni nada, entonces solo me queda brillar por dentro, piel roja incandescente
 Y si no puedes hacer nada, si el mar muerto se ha abierto y estas del otro lado, entonces escribo esperando me leas.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.