81

Categories aleagrafos

Deslizarse en la colina roja es el último lujo, se lo dan los vagos en las esquinas, se lo dan los candidatos al arcoiris, los ricos pagan todo por evitarlo.
Es el tener un aire, un torzón, un entuerto con los adentros en las manos ensuciándole todo, haciéndole música a las moscas atrapadas en el jarrón de nuestro globo terráqueo personal, susurrándote notas graves indescifrables y perversas.
Lo mejor es subirse a la curva de campana, surfearla lo mas rápido posible, repicarla con todas nuestras fuerzas hasta que su pendiente la haga negra sobre  fondo negro.
Es precisamente esta habilidad surfista la que distingue a los sabios de los aficionados a la primera velocidad con un exceso de ganas por pasarle encima a los payasos en los camellones.
Se toma con nopal sin pelar, se le echa chile y chayote maduro se lo torea en agua bien caliente y se inyecta a donde pueda hacer su efecto más rápido.
No hay que caer en la tentación del saber que piensa la piel que rodea esta infusión, pues es este y no otro este último lujo propio de los atarantados reyes de la autodestrucción.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.