61

Categories aleagrafos

Artemisa me inspira, fue su primer frase, justo después de aclamar a la multitud por haberse suicidado, el tipejo de quinta que saltaba descontroladamente grito esa incoherencia, solo quien haya perdido toda conexión con la realidad podría articular un mono verbal de esa especie.
Entonces se va por ahí y se pierde entre los callejones que lo llaman, que lo invitan a bailar entre nubes de perfume rosado en medio de la noche, con luz senital de la luna iluminadolo como con un spotlight entre pairos y derivas subido por su baile en las crestas y valles de las nubes que se disipan comforme se resbala sobre ellas, repitiendo en una canturreta :Artemisa me inspira, Artemisa me inspira y que nunca me sea vedado el saberme amado, decia incansablemente, la gente ya rodeaba el pequeño supernucleo de tormenta que había amasado con aire en medio de la ciudad habiendo salido del callejón, los mismos que lo aclamaban ahora le disparaban lasers de colores con los ojos siguiendolo hipnotizados por sus movimientos, veanle burlarse de nostros, disparen mas fuerte chicos! y todos en la multitud fruncian el seño apretando la mirada, graciosos se veían como girasoles siguiendo la luna cada vez mas alta, mientras el solo se esfumaba lentamente en su tormenta de aire invisible, listo para llover sobre ellos como rafagas de viento encapsuladas en gotitas, mojandoles los poros enfriandoles como verdadera agua, confundiendoles la mirada y haciendoles que se disparasen sus lasers a su piel, hubo tantos muertos y heridos, pero nunca una multitud fue masacrada por si misma tan alegremente como sucedió en esa noche.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.