53

Categories aleagrafos

Estando parado en la punta del puente mas pequeño de manhattan a las 23 horas del día 134 del año del tigre yo confieso que tengo una maquinación indescifrable entre manos y si así no fuese que se me queme vivo en la noche de las brujas.
Digase entonces que nosotros(de ahora en adelante los interesados) no sabemos nada ni nunca sabremos nada sobre las artes reconfiguradoras de la tempestad que se cierne sobre nosotros, es más si no cesa este temporal afrijolado yo, el interesado, yo personalmente iré y comeré queso gruyerè y no, jamas nunca del los nunca existente, me pondré a caminar de nuevo en una nube de ese calibre.
Si esto no es prueba suficiente de mi convicción para con la parte litigante se solicita hulmildemente que el juez jamás sienta pena por nosotros que nos hemos auto fallado en las puertas de la oscuridad, entre los olivos muertos y los tuneles en nuestros estomagos, porque ah como duele: mas o menos así al oscurecer. Un gran sentimiento negro y blanco a la vez ronda mi cabeza y vive en mi panza, bueno me voy porque me llaman esas vainas de las que les platico.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.