45

Categories aleagrafos

Nunca he sido bueno reconociendo malos actores, los mas obvios si, no saben sus lineas, sobre actuan, pero aquellos con otros defectos mas sutiles obvios para quien juzga con los ojos de la persona normal, esos no puedo verlos.
Los que se ponen nerviosos en algún momento excitante y dudan de sus propias emociones, un miembro de la academia ve eso como mala actuación, yo lo he vivido, entiendo la capacidad de cambiar un instante a otro con el poder de un golpe aleatorio entre neuronas que no debieron haberse disparado en ese momento.
Un actor que no muestra las emociones apropiadas de acuerdo a la historia, cuya cara no cambia, le juzgan de inapropiado, no se supo meter en el papel, para mi no es que el actor no haya podido representar la naturaleza humana, es que lo hizo demasiado bien.
Las limitaciones del arte de la actuación son motivo de risa para quienes apreciamos la sutileza de las interacciones internas en el cerebro humano, aun las formas mas sólidas de irracionalidad incontrolada no son lineales, responden a todas las sensaciones que en el camino de su propia energía motivadora atraviezan, como baches o topes en el camino, como un viento que mueve un carro, un buen actor entrega la pureza del concepto locura, la violencia irracional de la ira humana en su expresión mas teórica vuelta realidad, un buen personaje hace eso, un ser humano rara vez.
He sido un fan del auto analisis por tanto tiempo, tengo en la memoria una gama de comportamientos humanos y explicaciones a las aparentes incongruencias de las personas, que un actor mostrandolos me parece natural, no un defecto de técnica, sino un dulcesito para una mente hambrienta de self-assurance como la mía.
Pero la vida me ha obligado a pasar de la pasividad del observador y coleccionista a la acción palpable del actor que tiene requerimientos, sabía lo que hacía, pero no me lo creía, ahora estoy dando un paso mas, he creado las biblioteca de comportamientos humanos, luego la he usado como quien lee en una tertulia poética en un bar para integrarse en la comunidad beatnik, ahora estoy escribiendo mis propios capitulos con mi mente como libro.
Tengo miedo, de perder la objetividad de la que tan orgulloso estuve en mi etapa de observador y también tengo miedo de perder el desapego que sentía una vez que cerraba el telón en mi etapa de actor, ahora soy el escritor del guión, podré manter una saludable perspectiva? estaré escribiendo mi propio y personal libro de los muertos? estaré grabando tan profundo dentro de i que después no podré borrar las marcas? me moldearé inamoviblemente, condenandome a la tan temida muerte de mi fuente favorita de creatividad la libertad de la aleaotoriedad y desapego al compromiso?


No lo se, pero debo reconocer que siento bien el finalmente ser, se siente bien ser auténtico, aunque en realidad solo sea una vuelta a un yo pasado que tenía enterrado porque me parecía inapropiado para enfrentar la vida, ahora parece que es apropiado de nuevo, veamos a donde me lleva.

No Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.